¿Qué hacer en caso de un derrumbe?

Los deslizamientos de tierra están a la orden del día en las carreteras. Los hay por lluvias, fallas geológicas o caída de rocas.

Redacción Vehículos

02:38 p.m. 21 de junio del 2019
Hay derrumbes también en carreteras con pendientes muy fuertes.

Hay derrumbes también en carreteras con pendientes muy fuertes.

Desde hace más un mes comenzaron las dificultades en la vía al Llano por los continuos deslizamientos de tierra ocasionados por las lluvias, que finalmente llevaron al Gobierno a decretar el cierre de la carretera durante tres meses, mientras se encuentra una solución. Esta no es la única vía que sufre el problema de los derrumbes.

Transitar por las carreteras colombianas es un riesgo latente del cual dan cuenta los eternos avisos de “Cuidado, caída de piedras” o “Falla geológica, zona en estudio”. Estos se pueden apreciar en sitios como el Alto de Canecas y San Raimundo en la doble calzada Bogotá-Girardot.

Unos kilómetros más adelante, antes de llegar a Melgar, está la variante que evita a los viajeros la entrada a esa ciudad. Casi desde su inauguración han sido constantes los cierres por derrumbes sumados a las fallas geológicas que no permiten su pleno funcionamiento. La doble calzada Bogotá-Girardot, que duró más de diez años en construcción, aún evidencia la corrupción y el mal manejo que se le dio a esta obra.

Los trabajos de mitigación de los taludes no han sido suficientes ni efectivos para contener los deslizamientos en ese tramo de la doble calzada y al igual que las grandes piedras del alto de Canecas, la montaña es una constante amenaza para los viajeros que al final están ‘protegidos’ por unas mallas verdes que con mucho optimismo alguien puso ahí.

¿Qué hacer en caso de un derrumbe?

.

Como decíamos, las probabilidades de un derrumbe están latentes casi en todas las carreteras colombianas, ni hablar del paso de La Línea entre Cajamarca (Tolima) y Armenia (Quindío). Tal vez este, junto a la vía al Llano, sean los más conocidos, pero pasa en casi todos los departamentos y en vías secundarias y terciarias en las cuales los derrumbes causan enormes pérdidas a las economías de estas regiones.

En medio de este panorama la pregunta que queda es: ¿Qué hacer en caso de un derrumbe? Lo primero, antes de iniciar un viaje, es averiguar por el estado de la ruta y los sitios críticos.
En el siguiente enlace de la página de la Policía Nacional, , hay información valiosa al respecto. También en las cuentas de Twitter @TránsitoPolicía, @Invías o @numeral767. El problema es que algunas veces los cierres, deslizamientos o accidentes en vía no son reportados en tiempo real. También hay aplicaciones como Waze que ayudan, pero en esta última hay que tener cuidado con las vías alternas que ‘ofrece’ porque resultan peligrosas en términos de su seguridad y la de su familia; o a veces no conducen a ninguna parte.

Si no es muy amigo de la tecnología y de las redes sociales, el pragmatismo y el sentido común son las mejores herramientas. Entonces analice, después de ver el panorama, si vale la pena correr el riesgo en una carretera o es mejor cambiar de destino, en el caso de que el viaje sea de descanso o vacaciones.

¿Qué hacer en caso de un derrumbe?

.

Cuando ya esté en la fila del derrumbe, el sentido común le dirá que no hay Waze ni redes sociales que valgan. El mejor indicador de la magnitud del derrumbe y en ‘tiempo real’ es la presencia de vendedores ambulantes: a mayor número de vendedores y productos en oferta (tinto, agua, gaseosas, etc.) mayor será la gravedad y la demora en resolverse la situación. También la distancia en la cual los encuentra con respecto a la zona bloqueada le dará una idea de la magnitud del tapón.

En estas condiciones, el pragmatismo le dirá que la solución para su situación y la de sus acompañantes está atrás del derrumbe y no adelante, así que devuélvase por donde vino. Tenga en cuenta además que a la ida no hay problema porque usted cuenta con tiempo, pero un derrumbe en el regreso es peor porque seguramente tiene obligaciones y compromisos que cumplir.

Si ya está en la fila y no hay marcha atrás, apague el motor. De todas maneras, en cualquier situación estacione de tal forma que pueda maniobrar su carro y echar reversa. Si el deslizamiento acaba de ocurrir no se baje ni permita que sus acompañantes abandonen el carro y caminen hacia el derrumbe para ver qué pasa, pues hay la posibilidad de que la montaña se siga moviendo. En el mejor de los casos, si tiene forma de hacerlo, retroceda hasta encontrar un lugar seguro.

¿Qué hacer en caso de un derrumbe?

.

Los deslizamientos o derrumbes no se originan solamente por las lluvias. Hay otras causas que los pueden provocar, como el tipo de rocas y suelos, por las fallas geológicas o la topografía (lugares montañosos con pendientes muy fuertes). Y también en vías en construcción por movimiento de tierras con maquinaria pesada en las partes altas de las montañas.

Por último, si el viaje es inaplazable y debe hacerlo por una vía con sitios críticos y con un gran historial de derrumbes, lleve provisiones: alimentos, enlatados, café, cobijas, papel higiénico, pañales. Todo esto cobra mayor importancia si viaja con niños. Es importante también llevar los teléfonos cargados, baterías y cargadores, así como combustible suficiente en el caso de que tenga que ir por una vía alterna más larga y escaseen las estaciones de servicio.

¿Qué hacer en caso de lluvia o tormenta?

Salir de la carretera cuando la visibilidad sea mala (aguacero o granizo) a un lugar seguro o área cubierta. No estacione debajo de árboles, postes de teléfono o energía, ya que pueden ser derribados por el viento. Apague el motor y encienda las luces de emergencia. Si sale de la carretera durante una tormenta eléctrica, permanezca en su auto. Si un rayo golpea su automóvil, la corriente eléctrica viajará a través de la carrocería hasta el suelo. No toque ninguna pieza metálica o la radio, ni use un teléfono celular o cualquier dispositivo conectado al automóvil.

Noticias recomendadas

Más noticias

La otra seguridad de los carros

El ‘hackeo’ siempre ha estado relacionado a computadores, pero la electrónica y conectividad de los carros modernos los ha convertido en su víctima.

El Audi A4 Avant se refresca

El automóvil familiar recibe en su modelo 2019 una dosis de mejoras tecnológicas y adopta un sistema de hibridación suave.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para Pazzfestival las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de Pazzfestival Casa Editorial.